2.10.19

La chica con ojos de ayer


Tal vez me recuerdes, soy la misma de antaño, con más años, más cansada por el ritmo acelerado de mi día a día, pero al final del día soy la misma, con los mismos recuerdos, la misma sonrisa, corazón y alegría.

El paso de los años hace mella también en los blogs y bloggeros, muchos han cerrado, otros solo desparecieron; yo me quedé estampada en el recuerdo, el mío.

Quiero agradecer a cada uno de los que han acompañado mi camino, la falta de tiempo me hizo abdicar y no hay manera que vuelva a retomar este camino, me sobran deseos pero me falta tiempo, el blog se queda intacto, como siempre ha estado, las mismas publicaciones y ningún borrador, todo está igual que antes por respeto a ti y a mi misma, aquí nada ha cambiado solo el aguerrido blog que no me deja publicar comentarios.

Gracias y hasta siempre




10.7.17

Primavera

Muchos de nuestros días maravillosos son porque tenemos cerca a personas maravillosas.
Gracias, Dulce por tu hermoso presente de cumpleaños
Muchos besos y abrazos


Pies descalzos  
dejan huellas de primavera 
hacen camino pisando con fortaleza, 
así crece y encuentra 
la luz en la oscuridad de sus anhelos 
 y en ellos 
la floración de su promesa. 
Con sonrisa veraz 
sueña el esplendor de la entrega 
siente el llamado que se gesta 
y escribe con prodigiosa sapiencia 
en su libro de horas y posibilidades 
todo aquello 
que late inquietamente en ella.

7.7.17

Juegos y Juguetes

Juegos y Juguetes


En ese aspecto, siento que fui privilegiada, fui una niña llena de juguetes, ahora y siendo honesta, los juguetes siempre los vi de aparador, (la mayoría ni siquiera salieron de su empaque), no eran tiempo para las barbies, tampoco para los cubos y qué decir de los libros de cuentos, ¿qué sentido tienen si existen los audiolibros, poner en aprietos a Siri, cuando le digo que la amo y me responde que no está diseñada para esa pregunta.

No tenía ni cuatro años, el mause me quedaba grande, no alcanzaba mi mano a cubrirlo, pero bien me las ingeniaba, era importante, tenía cita con mis amigos, jugábamos y nos divertíamos, competitivos siempre, mis juegos fueron.

101 Juegos para PC
Candy Crush 
Bubble Shooter
Candy Crush Jelly Saga
Los Adams
Pacman
Bejeweled
Y una lista interminable de nuevos juegos y viejos actualizados

A los nueve años decidí que no engañaría más a mis padres y les hice la revelación de sus vidas, ¡Sé quién es Santa y también Los Reyes Magos!, a mi padre se le vino el mundo encima, mamá (creo que ya lo sabía), aún así, siempre en esas fechas y también en mis cumpleaños recibía juguetes.

Un día, al cumplir los diez años saqué todos mis juguetes, excepto Teddy, un enorme oso de peluche en color blanco que aún conservo y duerme conmigo, casi todos mis juguetes los fui repartiendo en los cruceros, a los niños que veía.

Yo sigo con mis juegos de computadora, de celular, de tablet, de unos años a la fecha con mi hermanito y su XBox One.

¿Qué puedo decir en mi defensa?, los tiempos cambian.

Los Jueves de Relatos están a cargo de Molí esta semana y el tema son Juegos y Juguetes

1.6.17

Realidad

No hace falta contemplar una gota de fuego cayendo lentamente por mis párpados, para descubrir que aún sigues conmigo.
Acompañándome en este infierno oscuro de viejas paredes deslavadas.

Ni elevar la copa y brindar porque después de todo y a pesar de tanto, aún con la distancia, seguimos tan unidas como el primer instante.

Sólo que ahora nos contemplamos destrozadas, tú en tu lecho macabro y yo en el mío, cubierto de gusanos azucarados.


15.5.17

Vacío


               No sirve
               seguir llorando
               sin asimilar que no tengo tu presencia.
               Que duermes en un lugar sombrío
               lejos de mi ternura.

               Que dejaste a tu paso
               un rastro de amor incondicional.
               Que en la tristeza me sigues motivando
               para ser mejor cada día.

               Y vuelco una plegaria hacia ti
               te nombro ....
               con cada letra del abecedario
               y te envuelvo al viento que me arropa
               en mis noches solitarias.