8.6.14

Abismo



Absorta en mis pensamientos, pude desnudar el íntimo y oculto sinsabor del cual sentí ser objeto.

Recordé el momento exacto y la sensación de caer desde lo alto de una montaña hacía un vacío en llamas.

Ese instante, en el que él se acercó hasta la banca fría de aquel parque, donde con el café en la mano lo esperaba.

Había terminado mis pendientes temprano, decidí llegar antes a la cita programada, relajarme al observar a la gente transitando tranquilamente.


Y llegó, como siempre puntual, lo vi acercarse, pude percatarme de la inseguridad de su mirada, en ese momento sentí un estrujón en el pecho, él seguía con su mirada fija en la mía, tratando de descifrar en lo profundo de mis ojos si aún lo quería.

La aparente indiferencia de mis gestos fue mi sentencia...

Bajó la vista resignado, mientras su  mano se posó con firmeza en mi hombro diestro, tenía la suavidad de una rosa, el terciopelo de una caricia, el aroma de la vida, con el peso de la nostalgia, pero la decisión de una pesada losa.

No hubo compasión, sólo el drástico y contundente final que se había dejado sentir desde unas semanas antes.

Lo vi alejarse sin volver la vista atrás, y aún así, no hice nada. Me refugié en el Abismo de mi sombra, allí, donde el dolor punzante laceraba las entrañas, quería rumiar el abandono al cual fui objeto, seguir manteniendo la herida abierta, expuesta a mis lamentos.


Nota:
Necesitamos caer hasta lo más bajo, revolcarnos en el lodo de nuestra propia apatía para darnos cuenta que: Cuando hemos perdido algo o a alguien, ya no hay remedio, lo más difícil de asimilar es cuando ha sido por no saber valorar lo que queríamos.

18 comentarios:

  1. Deja una enseñanza tu texto, a partir de esta metáfora del amor, válida para otras situaciones y contextos de los valores y atributos humanos. Un abrazo. Me quedo aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Augusto, siempre debemos valorar lo que tenemos, porque no es eteno, importa el hecho de perderlo, pero también el hacer daño por no mostrar abiertamente nuestros sentimientos.
      Sé bienvenido. Abrazos.

      Eliminar
  2. Profundo, dicen que siempre se valora el amor cuando se pierde, y lo peor es cuando no nos animados a decirlo y/o demostrarlo y lo perdemos por nuestros propios miedos.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos valorarlo cuando lo tenemos, no cuando ya no hay remedio
      Abrazos Oriana

      Eliminar
  3. El final de esa historia que es el principio de otra... Siempre está la luz ahí, indicando el camino a seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final es el inicio de algo nuevo Zipi
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Cambiar el pasado no es posible.
    Deberíamos no frecuentarlo.
    Sólo produce dolor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero siempre volvemos a lo que sentimos daba para más
      Abrazos Toro

      Eliminar
  5. Tienes tanta razón en lo que dices. Me ha encantado tu post, unas frases que cautivan y trasladan. Me refugio en una de ella: el peso de la nostalgia...
    Encantada de tenerte en mi blog y un placer conocer el tuyo, me quedo por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Auroratris, nos identificamos con alguna frase, es tal vez por el sentimiento que en ese momento cargamos.
      Abrazos

      Eliminar
  6. Así es Verónica. Saber valorar día a día lo que la vida nos proporciona, hace que podamos avanzar en todo aquello que convenga a nuestro ser.
    Incluso, cayendo en el abismo, podemos alcanzar ese rayo de luz que nos indique que nuestras equivocaciones, también nos van elevando para salir de esa apatía que a veces nos embarga.
    Gracias por visitarme . Si me lo permites, yo también te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, también se aprende de los errores, o es quizás que de ellos se aprende más, gracias por visitarme y por quedarte.
      Abrazos Armando

      Eliminar
  7. Pasan los años y te sigues acordando....que hubiera sido si???, pero tu vida ya cambió y puede que a mucho mejor...no se.

    Me encanto¡

    Besos ♥

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor es hacer lo que en su momento deseamos, así no nos harémos esa pregunta y si algo termina, que sea cuando ya haya dado todo de si.
      Abrazos Tramos

      Eliminar
  8. Tal vez el problema suele ser descifrar mal y creer que se descifró bien.
    Y a veces las palabras no salen con facilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es otra forma de verlo y me parece muy acertada.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. No nos damos cuenta realmente de lo que tenemos hasta ese momento fatídico en que lo perdemos.

    Queda un vacío que no se puede rellenar.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se quedó tu comentario escondido y ahora que lo veo y visito tu blog, es muy bonito
      Abrazos Saudades

      Eliminar