2.7.14

Momento a momento

Son esos momentos especiales que se viven y marcan en algún instante de nuestra vida, pero también lo son las esperas que en ocasiones, terminan con nuestra paciencia.


Así eran mis días, así mis horas, en las que deseaba que llegara esa fecha que por años había anhelado y siempre la vi tan lejana, ahora que casi está tocando a mi puerta, empieza el encuentro y desencuentro de emociones, el choque irremediable de mi confusión con mis sentimientos encontrados. 

Y me pregunto.... 

¿Soy desde siempre o empezaré a existir después de ese momento?.
Mi respuesta es sencilla. Soy, seré y seguiré evolucionando mientras siga involucrada en conocer mi propia esencia.

Quiero desvestir el alma del ropaje que por tantos años ha llevado y sin prendas que la aprisionen, soltar mi esencia en un encuentro callado en mis pasos que dejarán en mí la experiencia. 
Quiero aprisionar en mi pecho a la niña que llevo dentro. 

Al final de todo me doy cuenta que he disfrutado y he padecido, he reído y he llorado y no basta que una credencial te diga que has madurado, porque el proceso viene evolucionando en mi vientre desde hace tanto tiempo. 

Me enamoré, creí conocerlo desde mi infancia, me dijo que me amaba, yo lo adoraba, esperé, tenía miedo que la amistad tan profunda se rompiera por un posible mal noviazgo. 
El tiempo pone todo en su sitio y un día me confesó ser homosexual, debí impactarme, pero no sucedió así. 

Mi madre ya me había advertido >>Ese niño no es para ti, sus preferencias sexuales son distintas<<, no le creí, y allí estaba la certeza de la inequívoca experiencia de mamá, lo abracé con ternura, sabía que su camino era largo y escabroso, le ofrecí mi apoyo y amistad eterna. 

Cambié mis gustos, definí mis sentimientos, me hice fuerte, lloré en silencio, levanté la voz a la injusticia. 

Hoy sonrío satisfecha cuando veo a mi alrededor que las personas que amo están felices y tranquilas con su vida. 

Momentos han pasado y muchos más están por llegar, buenos o malos, son experiencias que nos ayudan a ver la vida con los ojos del alma, una sonrisa en el pecho y un espasmo sigiloso que sentimos en el cuerpo.




Más relatos en el blog de PEPE

31 comentarios:

  1. La cercanía a esas fechas hace plantearse esa clase de preguntas.
    Por lo visto, has tenido emociones intensas. Y seguro que sos buena amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas Demiurgo de Hurlingham y sí, me considero buena amiga de mis pocos amigos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La vida es eso: experenciar. Nadie nace aprendido.Por dolorosas que sean las experiencias, estas dejan gratificación. En el dolor, también se aprende. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo se aprende si estamos dispuestos a hacerlo Carlos Augusto.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho lo que has escrito, muy lleno de sentimientos, muy llenos de realidad, un par de veces me corazón latía entre la ternura y la comprensión del momento.
    Los momentos que nos marcan en la vida siempre estarán y nos ayudarán en ser nosotros mismos.
    Un beso y gracias por visitar mis sueños de sinceridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No niego que en su momento fue un trago muy difícil, pero cuando ya tienes por ahí cierto rumor que, aunque no lo hayas querido creer, pues fue la primera impresión y con el tiempo que todo ayuda a poner las cosas en su lugar, nos quedamos con la experiencia.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Me quedo con esta frase, dentro de todo el conjunto de este monólogo: "Quiero aprisionar en mi pecho a la niña que llevo dentro".
    Un abrazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre debemos conservar parte de aquellos niños que fuimos Rafael.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Esa es la vida, con sus momentos buenos y menos buenos.

    ResponderEliminar
  6. Expresarte como tú lo has hecho, demuestra mucha fortaleza y con tus sentimientos das muchos signos de vitalidad y crecimiento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Armando, sólo se toma la vida como viene y se aprende de ello.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Todas estas experiencias te ayudan a crecer como persona, porque la vida también está hecha de pequeñas decepciones.
    Buen relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tu apoyo, tu mejor decisión. Decepciones... están a la orden del día.
    Me gustó tu post, Verónica.
    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris, ya ha pasado tiempo de eso.
      Abrazos

      Eliminar
  9. Un momento difícil el que nos cuentas, una situación en la que la templanza del amor pone a prueba nuestras más íntimas convicciones. Un relato muy emotivo.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un momento difícil que ya ha sido superado.
      Abrazos

      Eliminar
  10. Los momentos pasados ayudan a modelar una personalidad pero aún quedan muchos amaneceres, quedan muchas personas que pasarán por tu camino y algunas dejarán en tu alma su impronta y lo más importante, en esos pasos que nos quedan afrontarlos con fuerza e ilusión.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Saudades, siempre habrá un amanecer que nos muestre algo nuevo por descubrir.
      Abrazos.

      Eliminar
  11. Un relato muy impresionante y emotivo a la vez. Veo que posees una fortaleza inmensa, como también tu corazón. Imagino esos momentos tan difíciles, pero también llego a enriquecer tu alma y tu dharma. Qué bueno que ahora se encuentren felices.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si tenga fortaleza, sólo sé que respeto a las personas y sus gustos.
      Abrazos Yessy

      Eliminar
  12. Todo lo que nos va sucediendo deja una conclusión positiva si es que nos predisponemos a ello. Un lindo relato con emociones profundas Verónica....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedes enfadarte con quien ha sido sincero contigo, aunque lo haya hecho a destiempo, todo sucede por algo.
      Abrazos LAO

      Eliminar
  13. Las vivencias son experiencias en nuestro caminar, la vida es un largo recorrido y en él caben muchos recuerdos y también caídas y tropezones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es parte de la vida y al final todo son recuerdos.
      Abrazos María.

      Eliminar
  14. Casi siempre aprendemos a vivir no con las experiencias ajenas sino con algo mucho más simple: viviendo. Las experiencias, todas y cada una de ellas, son momentos especiales que van conformando la esencia de lo que somos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se vive con todas sus consecuencias pero se vive.
      Abrazos Pepe

      Eliminar
  15. Lindo relato, enhorabuena, besos.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amapola, bonito fin de semana.
      Abrazos

      Eliminar
  16. Aceptar y amar no queda otra, para que la amistad crezca y camine. Bonito texto, bella historia.
    Besos.

    ResponderEliminar