30.6.14

Más allá de la fantasía

               "Puente"   27/52

Traspasando el puente de la realidad se encuentra la fantasía
ajena a todo, estoy totalmente entregada a ti
no hay miradas indiscretas
sólo el rescoldo animal que anida en tus pupilas
y se descarga brutalmente en mi sumisa excitación.

Calor y frío me recorren como algo natural e innato
mientras la carne roza y ametralla mi garganta
y se vuelve eco el movimiento
y la succión que nos enciende
y en tu blanca espuma que me inunda,
trascendemos lo común del universo.

Necesito cada noche, perderme en la caligrafía de tu poema,
y beber la lluvia que hace sangrar tu corazón y el mío.

Gracias por la imagen Sindel

25.6.14

De mujer a mujer

La noche descendía con rapidez sobre la blanca espuma de mar, la misma que se agitaba con cadencia y vigor ante mis ojos. Observé en silencio la fuerza de las olas golpeando contra las rocas al tiempo que llegaban hasta mis pies, pequeños impulsos del mar que mojaban ineludiblemente mis juguetones deditos desnudos.

La oscuridad era casi total. Escuché murmullos que rápidamente se confundían con la música del oleaje.
Era imposible desde mi posición descifrar las palabras, y entonces sonreí incrédula por sorprenderme a mí misma curioseando en conversaciones ajenas; haciendo un ademán de indiferencia encaminé mis pasos hasta la hamaca blanca que se mecía con la brisa atada a dos hermosas palmeras. 

El suave vaivén de las olas, aún con su poderío, y la brisa que sentía acariciando mi cuerpo, me invitaban a rendirme en los brazos de Morfeo lentamente. Cerré los ojos y me introduje en un letargo delicado y silencioso. En ese momento escuché su voz, era casi como un susurro que depositaba las palabras en mi oído. 

-Estoy hecha de impulsos. Los convencionalismos son un callejón oscuro y lleno de prejuicios. Viví entre las sombras mucho tiempo, tanto que mi alma sintió que fueron siglos. Las emociones estaban cerradas a mi goce. Jamás entendí el motivo por el cual pasaba mis vacaciones en la playa sintiéndome insatisfecha, hasta ese día en que decidí romper con todo, abrir la puerta a mi horizonte, y empezar a vivir... 

Me levanto temprano, siempre intento llegar antes del despertar del sol, camino descalza por la arena mojada y fresca a orillas del mar, lleno mis pulmones de ese clima húmedo que evapora cualquier resquicio de reserva que me habita y vuelco mi corazón ante lo que se me presenta...

Cada paso es una caricia en mi cuerpo : viento, agua, arena... Todo se conjuga en un ir y venir de sueños y deseos. Soy fetichista, me gustan las manos y los pies del sexo contrario. Ahora cuando camino por la orilla de la playa no reprimo la intensidad que en mí se gesta, en cada paso que doy recorro con la mirada todas y cada una de las formas y siluetas que encuentro en mi camino y dejo libre mi espíritu para que vuele con la libertad de imaginar todo aquello que desea.

Esas manos... pueden tener la fuerza de quebrar lo que ante ellas se presente y de la misma forma ofrecer una caricia que te haga llegar al clímax del deseo. 

Esos pies... imperiosos, soportando todo el peso de su cuerpo, ágil como felino y tan potentes a la hora de amar que irremediablemente sucumbes ante su hechizo. 

Es lo que tiene la mente, su poder es majestuoso y más aún cuando se fusionan, alma, mente y cuerpo, se crean historias que dan paso a múltiples sensaciones. 

Abrí los ojos y observé en la hamaca de al lado, la silueta de una mujer que era perfilada por las líneas de luz que en esa oscuridad ofrecía la luna. Ella volvió su rostro hacía mí. De mirada profunda y media sonrisa en sus labios, se levantó con un suave y sensual movimiento de su descanso, y se encaminó hasta mi lado...
Su busto rozó con encanto mi busto, un cálido aliento brotó de su boca cuando sus labios se acercaron a mi cuello. Sentí en mi piel su movimiento mientras el eco de su voz inundó completamente mis sentidos. Se paseó con delicadeza por mi cuerpo que estaba atento a cada uno de sus suspiros, y rozando con sus labios mi apéndice auditivo, me susurró al oído :

-Mi mente recrea las sensaciones que mi alma alberga. Es un ser abierto al deseo de ser poseído, como principio y fin del fuego y el impulso que me domina.

Entonces su mirada se depositó en la mía, dando lugar a una cálida complicidad entre ambas creando un lazo que recordaríamos por el resto de nuestras vidas. 

Ella es la experiencia, ofreciendo su sabiduría a la mirada inexperta de una mujer indecisa. 
Desde ese momento cerré los ojos a todo prejuicio y abrí mi corazón a la incertidumbre de la selva, quedando aquella noche mi esencia depositada en el rumor de las olas y mi mente deambulando libre por las cálidas arenas de la playa.


Escenas de playa, ritual juevero
Lugar de encuentro: Sam

23.6.14

Con tu barco a la deriva

                         26/52

Te he visto encallar con tu barco roto
con una pena que va tatuada a la costumbre
y el deseo guardado en tu apatía.

Te he visto errático y devastado
cuando el verso insinúa su vergüenza
en la soledad que te inunda de tinieblas

Te he visto ahogarte en el vaho de la tristeza
intentando traducir el miedo de tu corazón
el que has escondido en los pliegues de tu ausencia.

Te he visto naufragar en las líneas del olvido
con los párpados deshilándose en la meditación
escribiendo en el latido del silencio.

Te he visto misterioso
dotando a la palabra efervescente del poema más hondo
que traduce tu miedo de estar solo.

Te he visto perder la brújula de tu destino
y aunque sé que es rojo sangre tu camino.

Te he sentido en soledad y aún sufriendo tu abandono
me ha dolido.... Cuenta conmigo.








Gracias por la imagen Sindel

21.6.14

Sin olvido


Tu nombre beso en las olas de tus labios
te veo tan cerca, te siento tan lejos
la sed embriaga desde mi pecho
cuando la oscuridad de llanto me viste.

Mi alma se resiste al olvido
y aunque de tu boca
ya no brote lo que nos dijimos
tus ojos sentirán en la distancia a los míos.

Ellos me guiarán
hasta el túnel de tu espíritu
allí, donde anidan bajo llave
tus recuerdos y los míos.

19.6.14

Tren de largo recorrido

Ritual Juevero: Mística
lugar de encuentro

El tren avanza por sus rieles, como la noche lo hace en sus silencios. 

Sentada en una banca de frío acero lo escucho pasar, con la mirada perdida, acuno en mi pecho, como lo hice tantas veces, el recuerdo malherido de un pasado que ralentiza mi camino, evoco el momento en que se desvaneció tu sombra en los vagones que te alejaron de mí, y te llevaron hacía un destino incierto, la soledad punza en las llagas de mi herida y respiro mi soledad, la misma que me acompaña a la sombra de la luna.

Luna blanca, luna mágica y hechicera, reflejo insomne de la vida que prospera. 
Absorta en mis pensamientos, siento que desciende hasta mi lado tu presencia, al satélite le ofrendo mi cordura y vuelvo a perderme en el misterio de tu mirada, aquella que por su profundidad se ha logrado mantener viva en mi memoria, nuevamente paladeo los sueños que antaño fueron luz iluminando nuestro verbo. 

Es lo que tienen esas noches y su luna, hechizan con su magia lo que profundamente añoramos, te vuelven tangible para mí, a pesar de ser inexistente en mi tiempo, es un dolor agudo que me empuja a caer al fondo del abismo. 

Y yo sigo aquí, en vigilia, mezclando lágrimas y sonrisas cuando de tus ojos me acuerdo, perdida en mi mundo secreto, donde soy meiga de tu esencia, aquí todo se confunde y la realidad es vencida por la parte viva del deseo que cada noche despierta.

Gracias por la imagen Casss

15.6.14

Miedo

                              25/52

Deja que me esconda
en la fría noche de tu sombra
quiero bañarme en ese río
el que oculta tu locura
caminar descalza por tu bosque
y resguardame en el cobijo de tus ojos
al estallar la tempestad
del miedo que me ahoga
el mismo que me atrapa
y me lanza al vacío estridente
por la ausencia de tu beso
quiero que mi alma beba y se alimente
en el misterio de tu ocaso.

Imagen obsequio de Sinden
Gracias

13.6.14

Inquilino


Sé que estás allí
habitante prohibido de mi mente
dormido en la cuneta de la noche
que como inquieto inquilino
tan sólo te delata
el susurro que se esconde
el que baila para mí
al reptar por mi espalda
y desnudar tu ausencia
atrapando mi sueño
en la mirada de un beso.

10.6.14

Siendo Rosa

Me asusta imaginar
que sólo te podré ver
como amigo.
Fuiste el sentimiento
que no olvidaré
y yo sigo aquí, pensándote.

Misericordia
apiádate de mí
desbórdate en gotas de llovizna
y forma la inmensidad del mar.

Dice mi voz
quédate en mí, ¿ y si te digo ?
mi alma llora; es que digo
¿mi alma habla?.

¡ NO !
no tengo más vida que ésta
.... igual que tú. ¡ VIVE !
que yo haré igual.

¿Sabia la naturaleza?
¡ NO !
Ella también se equivoca
ofreciendo para su cuidado
un jardín de rosas
a quien en vida
siempre se ha sentido
.... Rosa.
Cuando te sientes atrapado en un cuerpo con el cual has nacido y siempre lo has visto como algo extraño y equivocado, es que te toca decidir si continúas por lo que la gente considera es "lo correcto", o haces caso a tus sentimientos.
Con todo respeto para esas personas especiales que requieren de una fuerza superior para abrirse paso en esta sociedad que no siempre tiene la mente abierta y la generosidad germinando en su corazón.

9.6.14

Sirena mía

                       24/52
Sueltas tu aroma que como bruma 
llega hasta mi espíritu 
mi diosa submarina 
sirena de mar
musa en prosa
caricia de viento
yo te espero.... como siempre
en lo alto de la roca 
acaricio tu faz 
cuando tu silueta agitada 
provoca grandes olas 
que llegan y succionan 
el desnudo de mi aliento
así me impregno de ti 
de lo salino de tu cuerpo 
y el dulzor de tus besos de fuego.

Imagen, obsequio de Sindel
Gracias

8.6.14

Abismo



Absorta en mis pensamientos, pude desnudar el íntimo y oculto sinsabor del cual sentí ser objeto.

Recordé el momento exacto y la sensación de caer desde lo alto de una montaña hacía un vacío en llamas.

Ese instante, en el que él se acercó hasta la banca fría de aquel parque, donde con el café en la mano lo esperaba.

Había terminado mis pendientes temprano, decidí llegar antes a la cita programada, relajarme al observar a la gente transitando tranquilamente.


Y llegó, como siempre puntual, lo vi acercarse, pude percatarme de la inseguridad de su mirada, en ese momento sentí un estrujón en el pecho, él seguía con su mirada fija en la mía, tratando de descifrar en lo profundo de mis ojos si aún lo quería.

La aparente indiferencia de mis gestos fue mi sentencia...

Bajó la vista resignado, mientras su  mano se posó con firmeza en mi hombro diestro, tenía la suavidad de una rosa, el terciopelo de una caricia, el aroma de la vida, con el peso de la nostalgia, pero la decisión de una pesada losa.

No hubo compasión, sólo el drástico y contundente final que se había dejado sentir desde unas semanas antes.

Lo vi alejarse sin volver la vista atrás, y aún así, no hice nada. Me refugié en el Abismo de mi sombra, allí, donde el dolor punzante laceraba las entrañas, quería rumiar el abandono al cual fui objeto, seguir manteniendo la herida abierta, expuesta a mis lamentos.


Nota:
Necesitamos caer hasta lo más bajo, revolcarnos en el lodo de nuestra propia apatía para darnos cuenta que: Cuando hemos perdido algo o a alguien, ya no hay remedio, lo más difícil de asimilar es cuando ha sido por no saber valorar lo que queríamos.

7.6.14

El reencuentro

Acabo de descubrir una propuesta que me ha parecido interesante y aunque dio inicio en Enero, me uno a la magia con un relato improvisado (largo, porque he tenido que agregar el listado completo de palabras).
En el orden ascendente cada una de las 23 palabras  semanales que a la fecha llevan.


Su rostro reflejó la sonrisa más sincera que hasta ese momento recordaba, tenía una cita con el destino, había quedado de asistir al "Estreno" de la película esperada, Maléfica, -por fin había llegado-.

Jeans ajustados, -no demasiado-, lo suficiente para dibujar sus formas armoniosas, una blusa ligeramente vaporosa de color azul "Cielo", sandalias de mediana altura, maquillaje ligero y su cabello ondulado en caída libre, le gustaba traerlo suelo, al caminar parecía que jugaban con el viento. 

Se auguraba un "Futuro" prometedor, estaba decidida a mostrar la sinceridad de sus sentimientos a Manuel, no deseaba "Mentiras" entre ellos, sabía perfectamente que la "Felicidad" si es cimentada en la verdad, afianza cualquier relación y era importante para Laura que no hubiera nubes grises entre ellos ahora que había vuelto a la ciudad y lo primero que hizo fue llamarla y decirle que la había extrañado, Laura sintió que caía en un pozo sin fondo cuando escucho sus palabras, acordaron la cita y desde ese momento, todo se concentró en ver avanzar las manecillas del reloj. 

Aspiro profundo al recordar ese instante, lentamente llenó sus pulmones de "Paz", cerró los ojos y volvió a sonreír, pero esta vez, lo hizo para sus adentros, tenía el corazón galopando acelerado y necesitaba de toda su calma para esperar la hora señalada, quiso ensayar su mirada cuando lo tuviera frente a ella, quería hablarle y decirle todo lo que lo amaba y sólo se quedó mirando su reflejo en el espejo, de su pecho no salió una sola "Palabra", estaba nerviosa, ¿para qué negarlo?, el "Deseo" se apoderó de su mente, mientras  la "Duda" hizo presa a su vientre, la sujetó con tal firmeza que el "Silencio" envolvió con su halo la habitación de Laura. 

Manuel se había ido de intercambio a España, seis meses Laura esperó por él, ahora volvía a su "Patria", a la de ambos, donde crecieron juntos y caminaron tantas veces de la mano por aquel pequeño parque, se sentaban a la sombra del Kiosko y observaban cómo el "Sol" se diluía en el ocaso, Laura "Suspiró" ante sus recuerdos. Se acercó a la ventana de su habitación, estaba en el segundo piso, miró el cielo y pudo distinguir en lo alto, la "Estrella" que tiempo atrás Manuel le prometía y ella sólo se miraba en sus ojos, sonreía ante el "Enigma" de esa mirada profunda.

Escuchó un auto estacionarse afuera de su casa, bajó la vista y pudo darse cuenta que Manuel descendía tranquilo, lo vio acercarse a la entrada principal, sus límites estaban a tope, bajó corriendo las escaleras, su corazón tamboreaba un ritmo acelerada, su mente estaba nublada por la emoción del encuentro, abrió la puerta en forma precipitada, cayendo sin remedio en los brazos de Manuel que la sujetó para evitar que fuera a quedar en el piso. 

"Perdón" Manuel, fueron sus palabras se abrazó a su cuello emocionada, no supo cuánto tiempo pasó, se sentía tan bien rodeada de su esencia, se besaron intempestivamente, había un deseo de borrar todos esos meses que no estuvieron "Juntos", poco a poco el beso se fue haciendo lento, profundo, la humedad de sus bocas se hizo más cálida, la intensidad de la caricia les mostró que la "Inocencia" de Manuel había quedado en el pasado. Laura estremecida, se separó desconcertada, lo miró indecisa y de inmediato se refugió en un abrazo que la hizo sentir calma. 

En ese momento observaron la hora, tenían el tiempo justo para asistir al cine, Laura cerró la puerta de su "Hogar" sentía que una "Mariposa" hacía revuelo en su vientre con el batir acelerado de sus alas. En cada paso que daba a su lado, sentía que sus pies estaban desnudos caminando en una "Playa" solitaria, junto a él, pudo imaginar la arena haciendo cosquillas entre sus dedos. 

Laura detuvo sus pasos y poniéndose frente a Manuel acercó su boca a su cuello, el aliento cálido brotó desde el fondo de sus sentimientos. - "Recuerdo" Manuel, el instante en que nos conocimos y se creó entre nosotros. 
La "Magia..."

**Palabras de Sindel**
23- Magia 22- Recuerdo 21- Playa 20- Mariposa 19- Hogar 18- Inocencia 17- Juntos - 16- Perdón - 15- Enigma - 14- Estrella - 13- Suspiro - 12- Sol - 11- Patria - 10- Silencio - 09- Duda - 08- Deseo - 07- Palabra - 06- Paz - 05- Felicidad - 04- Mentira - 03- Futuro - 02- Cielo - 01- Estreno -

5.6.14

Tiempo al tiempo



Es sabido por todos nosotros que en algún momento de nuestra vida se requiere de tiempo para una maduración; tanto física, como mental, de la física no hay mayor problema, viene sola, pero es en la emocional, donde debemos aplicarnos.

Mientras llega ese instante, vamos dando tumbos por ahí, azotando nuestras propias ideas que consideramos correctas contra un muro de aparente -sabiduría ajena-, la misma que intenta coaccionarte para hacer lo que consideran es -lo mejor-, sin darse cuenta que existe un bien común que se llama libertad e individualismo, y por ningún motivo debes intervenir en ello, cuando de terceras personas se trata.

No es sencillo dejar en puntos suspensivos un proyecto que te llenaba completamente, -es sabido por los que me conocen que gusto de escribir-, más que nada poesía, pero de momento no me interesa incluirlo aquí.

A lo largo de este tiempo que estuve ausente, escribí mi propio libro de horas y posibilidades, mis apuntes fueron siempre sinceros, sin un mínimo de arte, sólo el deseo de dejar que goteara por las fisuras de mi alma un dolor ametrallante por sentir que flagelaban mis alas.

Hoy volví la vista atrás y me di cuenta de lo importante que fue y sigue siendo este espacio para mí, me agradezco a mí misma, el haberme retirado de forma tranquila, aunque en mi interior se gestaba una lucha campal, mente y alma.

Es impresionante como al ir pasando páginas, me di cuenta de mi propia evolución, del camino que me llevó hasta donde en éste momento me encuentro y es entonces que agradezco mi propia maduración.

Hoy por hoy me siento capaz de enfrentar las adversidades, y sé, que será desde mi propia esencia, sin permitir que nada oscurezca mi camino.

Soy, porque siento y vivo en base a mis propios temores, con o sin fundamento y a mi deseo inmenso por descubrir un mundo al cual pertenezco, si tropiezo y caigo, me levanto y sigo andando.

Gracias Zipi, por conservar intacto este sagrado espacio.
Te quiero.