27.10.15

Promesa del corazón

A veces, cuando las cosas se ponen complicadas en mi día a día, cuando encuentro en cada esquina comportamientos absurdos que, si fueran aislados y no me afectaran, quizás no importarían tanto, pero no es así, estamos conectados en un círculo perfecto, donde en ocasiones estamos arriba, en otras abajo y en momentos, nos hacemos bolas en el centro.

Dos años intentando entrar a la universidad, la carrera de por sí es competitiva y si añadimos el clásico "dedazo", peor andamos, al final y con esfuerzo logré entrar y al hacerlo, veo tristemente que no todo es lo que parece, a veces deseo abdicar, más cuando escucho comentarios desatinados de profesores machistas, pero me acuerdo de un sabio consejo que en su momento me hizo salir del pozo y cada vez que me siento hundida, vuelven sus palabras a convertirse en alas que me hacen sobrevolar el pantano sin mancha.



"Jazzy, quiero que aprendas una lección de vida, nunca, jamás te rindas ante nada ni ante nadie, aunque todo parezca que está perdido y lo veas de color absolutamente negro, mientras te quede un soplo de aliento .... tienes que saber que aún puedes ganar la batalla y si la pierdes tampoco pasa nada, no es importante caerse, lo verdaderamente importante es qué vas a hacer para levantarte y sobre todo, no hay nada ni nadie más fuerte y poderoso que tú ... mientras aún sigas en pie, no lo olvides nunca y cuando te sea necesario .... ponlo en práctica.

A lo único que hay que tenerle miedo es al miedo, porque el miedo te impulsa o paraliza, pero el miedo al miedo se convierte en terror y entonces quedarás absolutamente bloqueada, todo el mundo tiene miedo, hasta el hombre más fuerte, de ti depende vencerlo".


Sus palabras martillan mi coraza y llegan justo donde deben llegar, a mi alma y me impulsan a no dejarme vencer, no permitir atrocidades como ésta o cualquiera que llegue.
Sus palabras son mi aliento, el escudo que no me hace invencible, pero sí más fuerte a cada paso.
Sus palabras son y siempre serán quien me ayude a ver las distintas tonalidades en el horizonte, 

Lo prometo y mi promesa es del corazón
¡No me dejaré vencer!

22.10.15

De vuelo

Ojos enrojecidos o vidriosos, pupilas dilatadas, mente desbocada,
ansiedad, tristeza, depresión
son parte de los vestigios que deja el consumo de drogas,
pero, no sólo son síntomas que dejan los enervantes
también sucede cuando hemos nadado tanto y, a contracorriente.
Llega el momento en el cual nos dejamos vencer por el chantaje emocional
al que, por tanto tiempo hemos sido sometidos
 lo más lamentable es que en ocasiones lo recibimos
de quien dice "amarnos".
Hacemos mil y un intentos por mantenernos a flote
pero estamos hundidos en el abismo
¿y el alma?
¿Dónde va o dónde se resguarda cuando la hemos ahogamos en su propio deseo de libertad?.

¿Somos seres racionales?, no, no lo creo, lo que creo es que somos primitivos e instintivos, anulamos la capacidad de raciocinio, anulamos la personalidad de ese ser a quien ¿queremos? y lo hacemos quizás para sentirnos superiores porque claramente nos percibimos inferiores, nos dañamos mutuamente, todo por demostrar quién es "mejor", sin darnos cuenta que ....

DESTRUIMOS UNA VIDA.

Yo la conocí con su par de alas rotas, con un corazón anestesiado y una carga en los hombros de cero posibilidades.
La vi caer y nunca levantarse, a pesar de haber hecho mil intentos por mantenerse erguida, siempre estuvo de rodillas, con su mirada perdida en la nada y un horizonte oscuro, enclaustrado bajo siete llaves

Yo la conocí, conocí su dolor apagado, a veces la escuché mencionar,
"Duele tanto que, al final lo sientes tan parte tuya que, si me fuera arrebatado, me dolería más".

Yo la conocí, cuando después de tanto encierro, ella misma cerró por dentro y puso a dormir su corazón y mente

Yo la conocí y celebré con ella cuando se elevó de entre las cenizas y dijo 
¡BASTA!.

La vi marchar, sus pasos eran cansados, su alma se percibía demasiado avejentada, tenía un desmadre mental, pero su mirada había cambiado, habitaba en ella, esa pequeña gota de esperanza dominando sus pupilas, una pequeña gota que fue suficiente para liberar su alma..

Ahora vuela, su vuelo es cansado, a veces en picada, otras veces armonioso, pero su alma aún  lucha, SE SABE VIVA.

Jueves de Relato
Tema: Chantaje emocional
Anfitrión: PEPE
Lugar de encuentro: Desgranando momentos