13.3.17

Ausencia

Fue una noche fría de un invierno añejo cuando la vi encaminarse hacia mí, una pequeña maleta sujeta de su mano derecha, su bolso colgado al hombro y todo el peso del mundo sumergido en sus ojos.

Aspiré lento y profundo y esbocé una tímida sonrisa, le dije bajito a su oído, para que fuera su alma la que me escuchara.

-¡No regreses, nunca!, piensa sólo en ti.
La vi marcharse y no fui capaz de sostener su mano, ni abrazar sus heridas.

¿Por qué será que pasa el tiempo y sigo sostenida en aquel instante?.

26 comentarios:

  1. a mí me pasa mucho, que mi tiempo queda detenido en determinados acontecimientos. tengo que aprender a pasar página.
    abrazos, jazzy!

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho pensar en vivencias en las que también sigo colgada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo anudarme al pasado pero hay cosas que no te sueltan, Tracy
      Abrazos

      Eliminar
  3. Porque ese instante no fue sólo una despedida... Una comunión de Almas.

    Un lujo leerte, bonita.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es como lo dices, Auro
      Abrazos

      Eliminar
  4. ¡Qué bueno que hayas regresado, Jazzy!, me alegró verte de nuevo en mi blogs, y acá después de tantos tiempo.

    Las ausencias pesan y se recuerdan siempre.

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay momentos que se nos graban muy profundo, María
      Abrazos

      Eliminar
  5. Los recuerdos se congelan y nos hacen pensar en ese pasado que pudo ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquel "pudo ser" era bueno para mí, no tanto para ella
      Abrazos, Rafael

      Eliminar
  6. Que gusto volver a leerte.
    Que intrigante que alguien haya dicho eso, de que no vuelva.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuando nos desprendemos de nuestras necesidades y pensamos en la otra persona, yo creo que es cuando se da ese sentimiento limpio
      Abrazos, Demiurgo de Hurlingham

      Eliminar
  7. Pensar en uno cuando se tienen afectos más allá de lo propio es algo complicado de dejar atrás y en este caso creo que irrenunciable.

    Besos dulces y dulce semana para ti.

    ResponderEliminar
  8. Ausencias que rememoran cual eco, un instante imperdurable…

    Letras que destilan ternura… Precioso…

    Bsoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo expresas, Ginebra, gracias
      Abrazos

      Eliminar
  9. Porque en ese momento se te rompió el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Porqye hay instantes que nos alimentan el alma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Todos tenemos ese momento al que nos aferramos sin saber por qué... No tiene por qué ser malo, mientras no te afecte más de lo normal. Te mando muchos cariños <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que afecta hasta que el tiempo hace lo suyo y nos enseña a coexistir con ese sentimiento.
      Abrazos Guada

      Eliminar
  12. Acá está el proximo jueves de relatos

    http://laguaridadelaslocuras.blogspot.com.ar/2017/03/convocatoria-un-jueves-de-luto.html#comment-form

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Grato estar de nuevo en tu blog, y que vuelvas a tus pasos. La vida es de decisiones, así nos espinen el alma. Peor es la espina de un amor que sólo hace sangrar. UN beso. carlos

    ResponderEliminar