1.6.17

Realidad

No hace falta contemplar una gota de fuego cayendo lentamente por mis párpados, para descubrir que aún sigues conmigo.
Acompañándome en este infierno oscuro de viejas paredes deslavadas.

Ni elevar la copa y brindar porque después de todo y a pesar de tanto, aún con la distancia, seguimos tan unidas como el primer instante.

Sólo que ahora nos contemplamos destrozadas, tú en tu lecho macabro y yo en el mío, cubierto de gusanos azucarados.


9 comentarios:

  1. Cuando las palabras bastan, lo demás es sentirlas.

    Besos dulces Jazzy y dulce fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
  2. La realidad vista sin imaginación puede quedar inerme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. A veces, la realidad, es así de dura, pero toto es susceptible de cambio y esperanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La realidad es un estado que depende de nuestra percepción… Es, desde luego, pero nosotros decidimos como sentirla…

    Bello y reflexivo, querida jazzy…

    Bsoss y feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. Describís con elocuencia algo muy duro, pero también una amistad ante la adversidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Duro, pero tan real como el sin-aire que respiramos a veces... Un gusto leerte

    ResponderEliminar
  7. Jo... ese es un terrible final.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hay distancias que sólo las impone nuestra realidad... lo demás es relativo.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar