7.7.17

Juegos y Juguetes

Juegos y Juguetes


En ese aspecto, siento que fui privilegiada, fui una niña llena de juguetes, ahora y siendo honesta, los juguetes siempre los vi de aparador, (la mayoría ni siquiera salieron de su empaque), no eran tiempo para las barbies, tampoco para los cubos y qué decir de los libros de cuentos, ¿qué sentido tienen si existen los audiolibros, poner en aprietos a Siri, cuando le digo que la amo y me responde que no está diseñada para esa pregunta.

No tenía ni cuatro años, el mause me quedaba grande, no alcanzaba mi mano a cubrirlo, pero bien me las ingeniaba, era importante, tenía cita con mis amigos, jugábamos y nos divertíamos, competitivos siempre, mis juegos fueron.

101 Juegos para PC
Candy Crush 
Bubble Shooter
Candy Crush Jelly Saga
Los Adams
Pacman
Bejeweled
Y una lista interminable de nuevos juegos y viejos actualizados

A los nueve años decidí que no engañaría más a mis padres y les hice la revelación de sus vidas, ¡Sé quién es Santa y también Los Reyes Magos!, a mi padre se le vino el mundo encima, mamá (creo que ya lo sabía), aún así, siempre en esas fechas y también en mis cumpleaños recibía juguetes.

Un día, al cumplir los diez años saqué todos mis juguetes, excepto Teddy, un enorme oso de peluche en color blanco que aún conservo y duerme conmigo, casi todos mis juguetes los fui repartiendo en los cruceros, a los niños que veía.

Yo sigo con mis juegos de computadora, de celular, de tablet, de unos años a la fecha con mi hermanito y su XBox One.

¿Qué puedo decir en mi defensa?, los tiempos cambian.

Los Jueves de Relatos están a cargo de Molí esta semana y el tema son Juegos y Juguetes

19 comentarios:

  1. Los tiempos cambian pero algunas cosas no lo hacen, la prueba está en que sigues durmiendo con Teddy ;) De todos esos juegos que mencionaste yo jugaba Pac Man y otros claro. Me hizo gracias lo de Santa :D

    Besos dulces Jazzy y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo el Pac Man que jugué fue cuando cambiaron el PC y entonces esos juegos iban algo desajustados, era muy veloz y es lo que me gustaba, porque cuando estaba a ritmo normal era tan aburrido.
      A papá no le hizo mucha gracia lo de Santa :)
      Abrazos :)

      Eliminar
  2. Bonita experiencia y muy bien contada.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafael, que tengas una semana preciosa
      Abrazos

      Eliminar
  3. Me gusta que hayas llegado a tiempo, para escribir tu relato.
    Es interesante lo que contás. Los juegos tecnológicos tienen su lado bueno, diría que son interesantes. Los compartiste, te divertiste. Y fuiste generosa dando juguetes a quienes no los tenían.
    Y conservaste el que aprecias aún.

    Bien contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegué a tiempo porque tú lo hiciste, de tu blog es que vi de que trataba el tema.
      Cuando era niña mi oso me parecía inmenso, mide como unos setenta centímetros, aparte era muy pesado, ahora me quedó chiquito, pero igual lo quiero mucho :)
      Abrazos

      Eliminar
  4. a mí me gustaban mucho los comics y los coches en miniatura.
    el ratón del ordenador empecé a usarlo en la asignatura de informática del colegio, a principios de los noventa. ya era adolescente.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que los juegos van cambiando, y eso es lo bueno de ello, que haya avances.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante que avancemos
      Abrazos, María

      Eliminar
  6. Recuerdo que jugaba con mi hijo al Candy Crush, para mi era el sumun eso de ir avanzando por niveles, aunque el mucho más pequeño siempre me sacaba ventaja. Con los años mi hijo conserva su primer muñeco que le acompaña desde que nació, de los juegos de la play y del ordenador no queda ni rastro. Pienso como tu que todo cambia, pero los juguetes clasicos perduran. Muy buen escrito, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras haya alguien que los recuerde, seguirán perdurando
      Abrazos

      Eliminar
  7. Evidentemente cambian, es así. Y los juguetes muestran mucho de esos cambios. Eso no quiere decir que los juguetes tradicionales hayan perdido todo su encanto. 😀 un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ratos se vuelve a lo tradicional, aunque muchos los vemos como cosa novedosa y extraña, son bonitos
      Abrazos

      Eliminar
  8. Ya está el próximo jueves de relatos.

    http://alfredo-laplazadeldiamante.blogspot.com.ar/2017/07/este-jueves-relato-estados-de.html#comment-form

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demiurgo de Hurlingham
      Un abrazo de vuelta

      Eliminar
  9. Cómo ponerlo en duda. Hay que aprender a amar a los hijos y sus regalos, según la entraña de los tiempos. Es lapidaria aquella frase de que los tiempos de antes fueron mejores. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás fueron mejores, pero depende para quién, cada uno va en su tiempo, creo que lo malo es cuando te quedas en el pasado, porque todo avanza y cada uno debemos seguir el paso
      Abrazos, Carlo Augusto

      Eliminar
  10. Es el sino de los tiempos...ni mejor ni peor...distinto...y lo que vendrá después...
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar