6.3.11

La estrella que no podía brillar Parte 3

Después de escuchar la historia, Barnabé decidió buscar la forma de ayudar a Escarcha a recuperar su brillo.

"En casa, mi amiga la bruja buena, tiene un gran libro de hechizos, estoy seguro de que allí encontraré la manera de devolverte tu brillo - afirmó Barnabé".

"¡Qué bien! - exclamó Escarcha".


Barnabé entró a la casa y buscó entre las cientos de hojas amarillas de aquel viejo libro de hechizos hasta que encuentró la fórmula para una poción que devuelve la luz a las estrellas, pero la poción solo es efectiva si la estrella esta dispuesta a compartir su tesoro más preciado con los demás.

"¡Escarcha!, ¿cual es tu tesoro más preciado? - preguntó Barnabé

"La verdad...no lo sé...- susurró Escarcha - antes era mi brillo...pero...ahora no tengo ningún tesoro".

"¡Es imposible que no poseas nada! - afirmó Barnabé - todos tenemos algo muy especial dentro de nosotros, algo que podemos compartir".

"No entiendo - dijó Escarcha preocupada".

" Por ejemplo - dijó Barnabé - mi amiga la bruja buena conoce muchos hechizos con los que ayuda a las personas; mi amiga la gata dormilona es muy cariñosa; mi amigo el pollito Picón es el más leal que conozco; mi amiga la ratita Primorosa nunca dice mentiras; mi amigo el conejo saltarín tiene un corazón muy grande y yo, el gato Barnabé, tengo un gran tesoro y es la amistad de todos ellos.
"¡Oooh!...¡ahora entiendo!...suspiró Escarcha - un gran tesoro es el amor, la mistad, la felicidad, la honestidad, la mabilidad, la lealtad...y todo lo bueno que podemos compartir con los demás".

"Sí, y estoy seguro que posees muchos de estos tesoros, solo debes buscarlos dentro de ti - dijó Barnabé".

"Es verdad - afirmó Escarcha - ahora sé que debo compartir todo lo bueno que hay dentro de mi con todos aquellos que me rodean".

Barnabé le pide a su amiga, la bruja buena, que le ayude a prepar la poción para devolverle el brillo a Escarcha. como la bruja buena es muy amable acepta inmediatamente.

Al cabo de un rato, la bruja le entregó a Escarcha una botella con la pocima mágica.

"¡Debes beber hasta la última gota!" - exclamó la bruja buena - pero solo hará efecto hasta mañana.

Escarcha la bebió toda y la terminar agradeció a Barnabé y a la bruja buena por la ayuda.

Esa noche Escarcha durmió como nunca, estaba segura de que todo estaría bien de ahora en adelante.

Continuará...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario