17.4.11

El pirata piratón



En todo el mundo, no creo
que hubo un pirata más feo.
Le faltaban media oreja,
siete dientes y una ceja.
Estaba tuerto de un ojo;
el otro se le torcía,
y era tan cojo, tan cojo,
y era tan malo, tan malo,
que tenía... -¿Qué tenía?
¡Las cuatro patas de palo!

                                                                              Ángela Figuera Aymerich

No hay comentarios.:

Publicar un comentario