31.7.14

Cuando el peso moral es más fuerte que el relato

Hace unos minutos, al leer el comentario que dejó en el blog, Demiurgo de Hurlingham, me di cuenta que tenía respuesta a la pregunta que le hice.

Me perdí unos días en un viaje relámpago a la playa, una semana de relax y vuelta a la carga, descuidé el rumdo de Los Jueves de Relatos y con mi casi nula experiencia en esto de los blogs, fui al rincón de Demiurgo a solicitar su ayuda. Él, muy amablemente me dejó el enlace hacía el nuevo destino de reunión y hace un momento que leí, me pareció muy interesante la propuesta, creo que da para mucho.


Yo escribí un relato que de momento no publicaré, cuando estaba a punto de hacerlo me ha venido a la cabeza un suceso de días pasados que me desconcertó un poco, no hablaré de ello, porque no es de mi incumbencia, pero sí diré que siento la necesidad de ofrecer una explicación.

Este espacio fue abierto a principios del año 2011, siempre existe un motivo o varios para iniciar un proyecto, el mío fue el gran amor que le tengo a mi hermano pequeño (ahora no tan pequeño). Él es un obsesivo de la lectura, en la actualidad ha logrado conservar ese maravilloso hábito, el problema era en aquel tiempo que devoraba la lectura, en ocasiones más rápido de lo que le traíamos sus libros (para aquel entonces la inseguridad estaba en la cima y las salidas eran esporádicas).

Empezó a buscar en internét sitios de breves lecturas, pero siempre saltaba una imagen, un link o algo relacionado con el sexo, así nació el blog, como una forma de entretenimiento seguro, lo dejé suspendido mucho tiempo, un problema de intolerancia de mi parte hizo que no analizara las diferentes circunstancias y simplemente me marché, tenía demasiados problemas como para cargar con uno más, (en ese momento eso fue lo que pensé).

Pasado el tiempo y como suele suceder, la madurez te llega, con ella vienen muchas responsabilidades, te surge un caos en la mente y cuando te das cuenta, ya eres mayor de edad y tu experiencia va creciendo.

Pues bien, como ya mencioné, hubo una situación que me hizo recordar las más de 400 entradas anteriores y he de reconocer y lo hago que a pesar de que la ignorancia pudiera ser un justificante, no abarca a cubrir totalmente la situación moral que te obliga a ser sincera.

Mucho de lo publicado con anterioridad a mi regreso fue escrito por mí, pero la mayoría, tanto la que compartió Zippi, como la que compartí yo, (Zippi es mi amigo, con el cual comparto el blog) son tomados de internet, en algunos lleva el autor o el link donde fue tomado, pero no en todos, no sabia de la importancia de hacerlo, sólo lo agregaba porque consideraba como ahora, que debe existir respeto, pero nunca lo vi como una obligación moral.

A mi regreso quise poner alguna nota en el lateral, pero lo fui dejando y al ver que ya tenía una que se podía acomodar, lo fui dejando de lado.

Así pues, ofrezco una disculpa a quien corresponda, como pueden ver en mi lateral, ahora ya agrego el nombre del autor o algún detalle si es que lo desconozco. 
Jamás ha sido mi intención hacer pasar por mío algo que no he escrito, pero da igual, de buenas intenciones está inundado el averno.

Mi agradecimiento por su comprensión.

Gracias por la imagen     

Lugar de encuentro, Jueves de Relatos

35 comentarios:

  1. Siempre se está a tiempo de reconocer un error y corregir el camino.
    Las circunstancias nos rodean, nos explican, y es bueno conocerlas muchas veces.

    un fuerte abrazo juevero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre se está a tiempo, pero en este caso, por lo menos he sido sincera.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Reconocer los errores es de sabios. A veces por ignorancia, otras por dejadez... nos equivocamos, subsanar a tiempo es de agradecer y un gesto meritorio.
    Besazos, Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris, fue más que nada ignorancia, porque no hubo otra intención.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Todos cometemos errores, ya sean leves o catastróficos. Lo importante es reconocerlos para nuestro aprendizaje y ser personas mejores del mañana
    Saluditos

    ResponderEliminar
  4. Verónica espero que esta aclaración no sea por lo que pasó en mi propuesta. Ese fue un caso puntual, en el que más de siete poetas están reclamando sus poemas plagiados repetidamente, incluso algunos solo por partes.
    Todos cometemos errores cuando usamos cosas que no son nuestras, a la larga se aprende a poner los autores y los derechos de autor, pero eso es un error sin intención mala.
    Igual me parece bien tu post, es muy importante que todos cuidemos nuestros derechos de autor, y que si cometemos un error por descuido tengamos la capacidad de asumirlo.
    Así que te felicito por estas palabras y por supuesto de mi parte mereces mi respeto.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay detalles que nos recuerdan que algo hemos dejado pendiente, Sindel, también hay momentos que necesitamos reconocer errores para segur caminando.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Siempre es bueno reconocer los errores y pedir disculpas. A veces una hace las cosas sin darles importancia. Por mi parte te lo agradezco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte, también te lo agradezco; Carmen.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Parece que te agrado. Me sorprende gratamente.
    Me gusta eso que contás del origen del blog. Es muy interesante, justifica que hayas subido material de otros autores, siendo para que lo leyera tu hermano. Hay interesantes sitios en Internet para leer, así he completado de leer la saga de la Fundación de Asimov.
    Me gusta tu estilo para escribir, como el que demostraste para adherirte a mi jueves dedicado a las reinas del grito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me agradas, pareces un buen chico.
      ¡Sabes?, yo no tengo ningún problema de subir material de otra persona, hay muchas cosas que me gustan y lo haría sin pensarmelo dos veces, pero la diferencia es que ahora sí pondría su reconocimiento.
      Lo de Las reinas del grito, no lo sé, quizás no lo escribí tan bien, pero era un hecho ral, algo modificado y entonces omites detalles que tal vez eran importantes, pero lo haces porque ya lo conoces, porque lo viviste.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Y tu avatar queda muy bien como retrato sostenido por Lois Lane.

    ResponderEliminar
  8. LO importante es que dejas ver tu conciencia moral, frente a un acto, aparentemente nimio. Perpo, en últimas, lo relevante, es que escribes, y que lo sigues haciendo para deleite de tus seguidores. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo acto es importante, por muy chiquito que sea, gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Reconocer los errores, te honra y te hace crecer olmo persona.
    Te felicito por este gran gesto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Cometer un error es normal y comprensible, reconocerlo e intentar enmendarlo es algo que pocos consideran. He ahí la gran diferencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ha sido porque no hubo mala intención, de lo contrario, seguro me habría costado más reconocerlo.
      Abrazos.

      Eliminar
  11. Me ha encantado tu historia en los inicios del mundo de los blog, gracias por compartirla. Cada uno tenemos nuestros motivos para empezar en esto y el tuyo me parece excelente.
    En cuanto a los errores del pasado, cometerlos es normal a todos nos pasa.
    Un saludo y precioso blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es buen motivo, hasta la fecha lo sigo pensando así, gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  12. Lo realmente importante es que, los textos que son de tu puño, letra y corazón, son sencillamente arrebatadores; y se saben ser tuyos a leguas.

    Tienes un estilo propio que es sublime... por lo espontaneo, fresco, audaz, sincero e innovador.

    Los grandes textos son aquellos que, sin querer, le hacen visualizar al lector lo que trasmites. Y a cada uno de una forma distinta y diferente.
    Los textos geniales son aquellos que, súbitamente, le transportan al lector directamente a tu mundo particular, exclusivo.
    Los textos que dejan huella son aquellos que, irremediablemente, le hacen al lector sentir tus propios sentimientos.



    Y tú, todo eso, lo consigues de forma magistral. Sin siquiera pretenderlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mahler, es muy bonito lo que dices.
      Yo sólo escribo lo que siento, en el momento que sucede.
      Si has logrado visualizar alguno de los que he escrito, es un honor para mí.
      Abrazos.

      Eliminar
  13. Todos nos equivocamos, lo bueno está en reconocerlo, arreglarlo y disculparse, todo lo has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprendí a reconocer mis errores; San, gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  14. Querida amiga, todos cometemos errores, te felicito por tu explicacion y dar a conocer como te inciaste
    Solo me queda por decir, que no es comun, estoy cansada de leer plagios no mios porque no soy escritor
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plagios siempre habrá, eso creo, en lo personal no busco si es de alguien o no, sólo leo y si me gusta lo comento, pero respeto.
      Tampoco soy escritora y no hay intención de serlo.
      Abrazos.

      Eliminar
  15. Hola un placer conocer tu blog. Noas visitamos. bss

    ResponderEliminar
  16. Este es el blog anfitrión de los relatos de la semana que viene. Podes fijarte ahí, cuando suba la propuesta. Me intriga saber cual será el tema.

    http://neogeminis.blogspot.com.ar/

    Y en este blog, se coordinan quienes serán y han sido los anfitriones de los jueves. Ahí es donde podes proponerte, si te interesa.

    http://inventariojuevero.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demiurgo de Hurlingham, volveré a pasar con más calma.
      Abrazos.

      Eliminar
  17. Reconocer es perdonar y creo que seguro que la no intencionalidad hace que esto sea posible. Un beso y adelante

    ResponderEliminar